jueves, 10 de febrero de 2011

Crean un spary de células madre y un apósito capilar para curar quemaduras.



Un equipo de científicos del McGowan Institute for Regenerative Medicine (MIRM) de la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, ha desarrollado una novedosa técnica que permite curar las quemaduras de segundo grado, en mucho menos tiempo del que hasta ahora se tardaba en sanarlas.

La técnica, que consiste en un spray que extiende células del propio paciente sobre la piel quemada, para ayudar a ésta a recuperarse en un tiempo récord, ha sido desarrollada por el profesor del MIRM Joerg C. Gerlach y sus colaboradores.


Pistola de células

Según publica la revista Physorg, el dispositivo, bautizado como “Skin-cell Gun” (Pistola de células de piel), comenzó a desarrollarse en 2008, pero ha sido probado con éxito recientemente, en más de una docena de pacientes.

Hasta ahora, las quemaduras en la piel se han tratado mediante trasplantes. La piel necesaria para la sustitución de piel quemada es tomada de áreas de piel no quemada procedentes de otras partes del cuerpo del paciente, o se hace crecer artificialmente, para después injertarla sobre las quemaduras.

Pero, con este sistema, el proceso de recuperación de los quemados lleva semanas e incluso meses, un tiempo en el que los pacientes tienden a coger infecciones por los daños sufridos en la piel, que es la primera línea de defensa del organismo contra los patógenos.

Por otro lado, desde hace décadas, los científicos han podido regenerar piel en laboratorio, pero estos procesos de regeneración requieren de entre dos y tres semanas de tiempo, y las láminas de piel producidas resultan frágiles.

Además, al ser injertadas, por debajo de estas láminas pueden surgir ampollas debido a las secreciones, lo que a su vez puede acabar dañando los injertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails