miércoles, 9 de febrero de 2011

Quizás el dicho «En cien años todos calvos» ya no sea cierto.



En un nuevo estudio, se ha comprobado que las células madre tienen un papel inesperado en la explicación de lo que ocurre en el cuero cabelludo de los hombres calvos.

Utilizando muestras celulares de hombres sometidos a trasplantes de pelo, un equipo dirigido por el Dr. George Cotsarelis, catedrático del Departamento de Dermatología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania, comparó los folículos pilosos de zonas calvas de la cabeza con los de zonas no afectadas por la calvicie, y ha descubierto que, en el cuero cabelludo del sujeto, las regiones con calvicie tienen la misma cantidad de células madre que las zonas normales con pelo de ese mismo cuero cabelludo.

Sin embargo, sí se ha constatado que las células de otro tipo, más maduras y conocidas como células progenitoras, menguan notablemente en número en los folículos de las regiones calvas del cuero cabelludo. Los investigadores creen que la calvicie puede surgir de un problema con la activación de las células madre, y no del número de ellas en los folículos pilosos. En la calvicie masculina, los folículos pilosos en realidad se encogen, no desaparecen. Los pelos son esencialmente microscópicos en la parte calva del cuero cabelludo en comparación con otros lugares del mismo.

El hecho de que exista un número normal de células madre en las regiones calvas del cuero cabelludo, hace pensar a los científicos que podría haber algún modo de reactivar a dichas células madre.

Cotsarelis lleva años profundizando en los entresijos celulares del folículo piloso. En un estudio del 2005, Cotsarelis y sus colaboradores descubrieron que las células madre del folículo piloso son fundamentales en el proceso de cicatrización de heridas en la piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails