lunes, 24 de octubre de 2011

Los primeros años de vida son cruciales para el aprendizaje y la memoria.

Un grupo de investigadores, con participación española, ha constatado que en los primeros años de vida en humanos se produce una migración masiva de células a la corteza cerebral, lo que sirve para aumentar el número de nuevas neuronas en una zona crucial para la memoria y el aprendizaje.

Esta es una de las conclusiones de un estudio publicado en la revista Nature, en el que los investigadores señalan que cualquier alteración de este circuito migratorio descrito en los primeros años de vida hasta aproximadamente los ocho años de edad podría ser la causa de enfermedades y trastornos neuronales, como la esquizofrenia, el autismo o la hiperactividad.

José Manuel García Verdugo, catedrático de Biología Celular de la Universidad de Valencia, ha explicado a Efe que la comunidad científica ya conocía la existencia de células madre en el cerebro, en el hipocampo y alrededor de los ventrículos laterales.

Además, se sabía que, a diferencia de en ratones, en humanos adultos la migración de estas células al bulbo olfatorio (parte más anterior del cerebro responsable del olfato) no se produce.

Con estos antecedentes y conociendo la existencia en el cerebro de células madre (con capacidad de autorrenovarse), este grupo de investigadores decidió examinar la importancia de éstas en niños.

Los investigadores, según García Verdugo, encontraron que se da una migración al bulbo olfatorio pero sólo... Sigue leyendo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails