miércoles, 18 de enero de 2012

Científico sevillanos crean un nuevo tratamiento para la enfermedad de Crohn.

Equipo de investigación del IIQ.
Juan Carlos Morales es el primero por la derecha.
Es un trastorno que no tiene cura farmacológica ni actuación quirúrgica definitiva, al que un equipo científico del hispalense Instituto de Investigaciones Químicas (IIQ) de Sevilla acaba de aportar una nueva ventana de esperanza.

Bajo las siglas EII (Enfermedad Inflamatoria Intestinal) se esconden una serie de dolencias crónicas como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, que alteran notablemente la calidad de vida de unos 4 o 5 millones de personas, según los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud . Es un trastorno que no tiene cura farmacológica ni actuación quirúrgica definitiva, al que un equipo científico del hispalense Instituto de Investigaciones Químicas (IIQ) de Sevilla acaba de aportar una nueva ventana de esperanza.

En la búsqueda de soluciones para estas enfermedades, Juan Carlos Morales -científico titular del CSIC y miembro del instituto sevillano-, ha firmado recientemente junto a un grupo multidisciplinar de investigadores una licencia con la empresa farmacéutica británica Plant Biosciences LTD. El acuerdo permitirá a esta compañía la explotación de la patente Compuestos con actividad antiinflamatoria, registrada por el equipo científico en el año 2009 de cara a la creación del fármaco proRes, también diseñado por ellos. El futuro medicamento se aplicará en el tratamiento y "prevención de los severos síntomas de las Enfermedades Intestinales Inflamatorias", en palabras del propio equipo.

En la provincia de Sevilla, la Enfermedad Inflamatoria Intestinal -en cualquiera de sus variedades- afecta a unas 6.000 personas, según informa el presidente de ACCU Sevilla (Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa), Rafael de Felipe Sebastián. Los afectados experimentan diarreas frecuentes, pérdida de peso, debilidad y afectación del estado general, así como dolores abdominales muy intensos. Desde ACCU Sevilla explican que, en su conjunto, los síntomas "afectan muchísimo a la vida cotidiana", llegando incluso a producir situaciones de minusvalía. Entre los diversos tratamientos, la cirugía se hace imprescindible "cuando el intestino se estrecha por completo", cuenta Rafael de Felipe, que ya ha sufrido 7 intervenciones. Son algo "habitual".

Ante este panorama, el nuevo tratamiento posibilitado por la investigación de este instituto hispalense parece "alentador", en palabras del equipo científico responsable del mismo. Según explican, en comparación con el tratamiento tradicional de las EII (basado en hormonas, moduladores del sistema inmune, antibióticos o anticuerpos), el nuevo fármaco "es potencialmente más seguro y eficaz". Se trata de un tratamiento de tipo preventivo, de "fácil administración", que "va más allá de los efectos logrados por los medicamentos usados hasta ahora", señalan.

A la luz de los ensayos efectuados, los antiinflamatorios proRes, sintetizados a partir de resveratrol (un antioxidante conocido por su uso en fórmulas contra el envejecimiento celular), han obtenido una respuesta "muy positiva". Actúan reduciendo "notablemente" la inflamación provocada por las EII a partir de bajas dosis ingeridas por vía oral. El futuro fármaco aún no está en el mercado. Según Morales, antes de llegar a las pruebas con enfermos "habrá que presentar a las administraciones un dossier sobre el tratamiento, y un estudio de toxicidad". El coste de la patente, más de 25.000 euros a partir del tercer año, lo pagará la empresa británica que la ha licenciado.

¿Qué es la enfermedad de Crohn? Se trata de una dolencia crónica, que nunca llega a curarse, de causa desconocida. Al igual que el resto de EII, afecta sobre todo al intestino, que se inflama repetidamente causando debilidad y dolor. Es habitual que haya que recurrir a la cirugía.


Fuente: elcorreoweb.es



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails