viernes, 12 de octubre de 2012

El Nobel de Medicina premia la reprogramación de las Células Madres, es decir, la Medicina Regenerativa

JOHN Gurdon, británico, y Shinya Yamanaka, japonés, obtuvieron ayer el premio Nobel de Medicina, que distingue sus revolucionarias investigaciones en el campo de la clonación y las células madre; es decir, de la medicina regenerativa. Esta especialidad se basa actualmente en conseguir que células adultas se transformen en células madre pluripotentes que, a su vez, pueden convertirse en cualquier otro tipo de célula de nuestro cuerpo. El potencial de estos trabajos es grande y viene abriendo ya una nueva fase en la lucha contra la enfermedad. Desde que Gurdon inició su labor, hace medio siglo largo, hasta que Yamanaka publicó, hace seis años, sus conclusiones, la cadena de descubrimientos ha tenido varios eslabones. Entre ellos, la clonación de ranas -fruto del descubrimiento de Gurdon de que una sola célula contenía toda la información necesaria para clonar este animal-; Dolly, la primera oveja clonada, o la inversión del reloj evolutivo, que permitió a Yamanaka prescindir de células madre procedentes de embriones y trabajar con las obtenidas de organismos adultos.

La medicina regenerativa ha sufrido el rechazo en determinados ámbitos conservadores o religiosos, donde se opinaba que los embriones, aunque fueran fabricados en laboratorio, tenían un posible desarrollo humano, y era pues reprobable convertirlos en objeto de experimentación. Estas reservas se diluyeron cuando Yamanaka empezó a trabajar con células pluripotentes inducidas, obtenidas de organismos adultos.

La medicina regenerativa tiene ante sí un amplio abanico de posibles aplicaciones: desde regenerar... Leer más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails