jueves, 26 de agosto de 2010

La falta de vitamina D puede generar cáncer y esclerosis múltiple.

Un reciente estudio demostró que esta sustancia influye directamente sobre 200 genes relacionados a enfermedades autoinmunes.

En todo el mundo, alrededor de 1.000 millones de personas padecen deficiencia de vitamina D y los expertos británicos y canadienses indicaron que las autoridades de salud deberían considerar la recomendación de suplementos para aquellos en mayor riesgo.

“Nuestro estudio muestra bastante drásticamente la influencia de amplio rango que la vitamina D ejerce sobre nuestra salud”, dijo Andreas Heger, de la Oxford University, quien dirigió el estudio.

La vitamina D afecta nuestro ADN a través de algo llamado receptor de vitamina D (VDR por su sigla en inglés), que se une a zonas específicas del genoma humano. El equipo de Heger identificó esos lugares y halló más de 200 genes que se ven directamente influenciados.

La deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo conocido de raquitismo y algunas evidencias sugieren que aumentaría la susceptibilidad a enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoidea y la diabetes tipo 1, además de a ciertos cánceres e incluso la demencia.

Con esto en mente, el equipo observó las regiones asociadas con las enfermedades en el mapa genético, para ver si tenían mayores niveles de VDR y hallaron que así sucedía en las zonas ligadas a enfermedades autoinmunes comunes, como la esclerosis múltiple, la diabetes tipo 1 y la enfermedad de Crohn.

Lo mismo se verificaba en regiones vinculadas con cánceres como la leucemia y los tumores colorrectales.

“VITAMINA DEL SOL”
Sreeram Ramagopalan, del Centro de Genética Humana Wellcome Trust de la Oxford University, señaló que los resultados, publicados en la revista Genome Research, muestran “cuán importante es la vitamina D para los humanos y la amplia variedad de senderos biológicos en los que actúa”.

La mayor parte de la vitamina D es creada por el cuerpo de manera natural a partir de la exposición a la luz del sol. También puede hallarse en el aceite de hígado de pescado, en los huevos y en los pescados grasos como el salmón, o tomarse a través de suplementos.

Algunos expertos indican que hasta la mitad de la población mundial tiene niveles de vitamina D menores a los óptimos y que alrededor de 1.000 millones de personas padecen deficiencia de la vitamina.

Ramagopalan manifestó que el estudio sugirió que la vitamina D juega un rol “en la susceptibilidad a una serie de de enfermedades” y que las autoridades sanitarias deberían considerar administrar suplementos a las mujeres embarazadas y los niños pequeños como medida preventiva.

“Los suplementos de vitamina D durante el embarazo y los primeros años podrían tener un efecto beneficioso sobre la salud de los niños más adelante en la vida”, escribió el experto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails